Información sobre el autor
Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

Encabezamiento de la página web

 

YAYA GARCÍA

YAYA GARCÍA
La cultura, es el conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo. La cultura la podemos definir como toda actividad que describe el modo de vivir de una persona, toda persona posee una cultura por sencilla que sea, no existen personas o sociedades incultas o sin cultura, la cultura son todos aquellos logros humanos como son: el arte, moral, conocimientos, creencias, costumbres, lenguaje, ideas, sentimientos, valores, actitudes, todo esto es transmitido de generación en generación, reconociendo el arte de las mujeres para lavar y planchar, por ejemplo lavaban a la orilla del río utilizando piedras, planchaban colocando la plancha sobre el fogón para calentarla, y aún encontramos en los diferentes Barrios mujeres que su oficio es lavar y planchar ropas ajenas, y una de ellas vive en la comunidad del Barrio Curazaito como es la popular ”Yaya”.
María Candelaria García, conocida como “Yaya”, nació el día 02 de febrero de 1950, en el Caserío El Pajonal, Parroquia Curimagua, Corazón de la Sierra Coriana, atendida por la partera del pueblo (comadrona), su tía María Lara García, hija de la señora Vicente García, (quien el año pasado cumplió cien años de vida), y el señor Guillermo Ortiz (dif), su niñez transcurrió entre muñecas de trapo y hacer arepitas de barro, para jugar a mamá y papá, a la edad de los siete años comienza a estudiar en la escuela unitaria del Cañón, estudios que termina en el grupo escolar José Leonardo Chirino, al culminar la primaria la envían a Coro y llega a la Calle Democracia del Barrio Curazaito a casa de su Papá, quien para aquel entonces laboraba como maquinista en el (FOPE); Yaya, ya ubicada en Coro estudia un año en el Liceo Cecilio Acosta, posteriormente estudia dos años de contabilidad en el Pedro Curiel Ramírez, a la par que realiza un curso de mecanografía, transcurre el tiempo y el gusanillo del amor, pudo más que el amor por los libros, así trae al mundo su único hijo, un niño excepcional, de esta manera entra a la crianza de su pequeño y a los oficios del hogar, al lado de su abuela señora Máxima Ortiz, comienza a trabajar lavando y planchando.
María Candelaria García, a la par de todo esto nuestro señor que es grande, que todo lo pone en su santo lugar, le proporciona grandes satisfacciones, cuando su hijo conocido en la comunidad como El Negro Jaime, se revela como excelente deportista en la disciplina de bolas criollas; como dice el dicho”donde pone el ojo pone el boche”, bajo los entrenamiento y la mirada del profesor Wilmám Marín, cosechó medallas en Maracaibo, Barquisimeto y Valencia, hasta su consagración en los juegos para jóvenes excepcionales celebrados en Dublín Irlanda del Norte, donde conquistó dos medallas de oro, y una de bronce, poniendo el nombre de Curazaito, Falcón y Venezuela en alto, junto a otros atletas del Barrio como es: El Chino Duber Chirinos, desde ya se viene preparando bajo los entrenamiento y la mirada del profesor Nelson Polanco, para asistir el próximo 24 de junio en la especialidad de atletismo a los juegos excepcionales de Grecia, cuna de la antigua civilización Griega,
María Candelaria García, hoy puede exhibir dos grandes amores como son: su hijo deportista Internacional y su dedicación de toda la vida como es el oficio de lavar y planchar, donde lo mismo puede dejar como nueva una franela o un paltó, un juego de manteles o bien un jaguar de novia o de la primera comunión, su hijo El Negro Jaime presta su servicios de mantenimiento en las plazas por parte de Fundaregión; lo que le permite tener como cubrir sus gastos de alimentación y medicina, cosa que le agradece a la gobernadora, finalmente Guilian Samuel Colina representante de colonia serrana encartonada en el Barrio Curazaito, hace la acotación de que Yaya, es la única persona que no ha perdido la costumbre de ofrecer café a quien la visita, si usted pasa por la mañanita toma café, al medio día también toma, y si se asoma en la tarde en lo que en la sierra llamaban la hora del burro, o sea las tres de la tarde toma otra vez, bueno Yaya nos despedimos de ti, deseándote mucha suerte que El Negro ponga de nuevo en alto el gentilicio coriano y que nunca te falte café.
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one